Las emociones y los sentimientos...

son los gozos, las alegrías, los gustos, lo divertido, lo maravilloso y muchas sensaciones más de la vida de cada quien.

Las pasiones pertenecen al cuerpo, las emociones al espíritu y los sentimientos al alma


Hemos conversado durante largas horas Daniel Flores, Director de Marketing y un servidor, Luis Molina, Mentor y Agente de cambio.
Y, como lo afirmamos durante nuestros diálogos, no queremos componer al mundo de los demás -directamente-, lo que deseamos -específicamente- es mejorar el nuestro.

Y con tantos ejemplos, ideas y afirmaciones entre ambos, surge el título de este artículo.
La razón es porque se le ha dado mucha importancia, se han escrito muchos libros, miles de videos sobre las emociones; sin embargo, no ha escrito, ni comentado sobre las pasiones y sentimientos.

Debo decir que este tema es para personas sensatas, personas que saben usar su criterio porque saben discernir, de manera objetiva, entre críticas literarias y juicios morales...Así que aquí a escribir por mi parte, y a leer por la tuya..

Como previo aviso les comento que esto nada tiene que ver con nada, ni ninguna opinión, juicio, principio o mandato de los demás; esto es, simplemente, mi pensamiento que, de antemano se, que habrá de dar luz a uno o dos lectores. Y créame que con eso me basta.

De una vez por todas afirmo que, para mi, (ojo, y lo repito), para mi: las pasiones son grandes sensaciones de los cinco sentidos de mi cuerpo.
Sé distinguir con claridad cada sensación en cada uno de mis sentidos: la vista, el olfato, el gusto, el oído y el tacto. Especialmente, este último.
Porque a muchas personas se les ha inculcado el peligro de esta acción que nos puede llevar a la pasión. Esa hermosísima y maravillosa sensación del tacto. Y ¿qué con eso?---Disfruta tu pasión con intensidad gozosa, con inspiración de ofrendarte a través de ese sentido hasta llegar a tu frenesí con su compañera de viaje llamada locura...

Debo mencionar que pocas personas estamos preparadas para usar el tacto con suavidad, con ternura, con dulzura para expresar nuestra entrega de amor, por medio de acción táctil.
Esa pasión me demuestra lo maravilloso que es nuestro cuerpo físico, una maravilla llena de milagros, de grandezas, de contenidos y significados íntimos.

Les sugiero, amablemente, que disfruten, apasionadamente, cada uno de esos sentidos que son la única conexión con el mundo exterior, otra maravilla que los sentidos deben disfrutar en lugar de criticar.
En el mundo exterior vive la verdad, en tu interior tu realidad.

Hasta pronto.

(continuará).

Derechos Reservados por Luis Molina Canales.
IR AL INICIO